Un legado de opresión convertido en arte

A través de la obra del escocés Graham Fagen, el dolor de la esclavitud pudo transformarse en sanación para el pueblo de las Bahamas.

A Slave’s Lament es el proyecto que nació de las manos del artista después de conocer las historias de quienes sufrieron por la esclavitud de sus antepasados. Presentada en la Bienal de Venecia de 2015, la obra fue una de las formas que el British Council encontró para mitigar el proceso de dolor y reivindicación de todo un pueblo en el Caribe. 

We Suffer to Remain es un diálogo entre las víctimas directas y el artista ya que, cuando su obra fue presentada mezclando las melodías de reggae en vivo, tres artistas locales de las Bahamas respondieron a la misma con otra fila de expresiones artísticas que se entienden como un gran reclamo desde los pueblos invisibilizados hacia quienes los oprimieron durante tanto tiempo. 

Durante años, el British Council ha mantenido abierto el proyecto para mostrar que los hechos de un país en sufrimiento pueden generar mucho más que conflictos. El arte es lo que ha hecho que aunque el pueblo sufra y recuerde, pero también sane.

Te invitamos a conocer las obras de esta discusión artística y a sus autores: