Migración, refugiados y aprendizaje en Lenguas para la Resiliencia

Escapando de su difícil situación, Jackson Jean llegó a Argentina en 2017 sin saber ni una sola palabra en español.

Superando las barreras de un idioma que no conocía, Jackson, haitiano de nacimiento, llegó a Argentina en 2017 huyendo de una crisis que no le permitía surgir en su territorio nativo. Con ayuda del Centro de Orientación al Migrante y Refugiado; y el British Council, pudo aprender el español, lo que le permitió abrirse camino en la entidad gubernamental y ser, en la actualidad, uno de sus voluntarios.

Lenguas para la Resiliencia es el programa para apoyar a migrantes que empiezan una nueva vida en un lugar donde no tienen conocimiento del idioma. Por medio de videoconferencias y espacios virtuales, se apoya el aprendizaje de su nueva lengua para facilitar su estadía y apoyar la inclusión de los individuos. 

Por lo pronto, el lugar en donde más éxito ha tenido es Argentina, cerrando sus resultados en 2020, esperando que se puedan volver a generar espacios de inclusión y aprendizaje de un segundo idioma en un futuro cercano.